Seleccionar página

Antes de nada déjame contarte algo…

Seguro que te ha pasado, teóricamente durante este confinamiento ibas a tener más tiempo.

Era el momento de hacer esas cosas que normalmente no hacemos, replantearnos opciones y cosas de este tipo.

Esa era la teoría, pero en la práctica ha sido todo un poco caótico.

 

La sensación es que incluso las personas están más liadas que antes del confinamiento.

Coges tu calendario y anotas todas las tareas que tienes a lo largo del día. Aparentemente si sigues el plan marcado podrías de sobra acabarlo.

Pero que ocurre, te faltan horas en el día para tachar todas las tareas que tenías planteadas.

Te falta tiempo para hacer cosas que te gustaría hacer, cómo leer un libro o estar con la familia.

 

Sabes que podías a ver terminado todas las tareas pero por una cosa o por otra no lo has hecho.

Al día siguiente te dices que hoy si y que no vas a dejar que nada ni nadie te distraiga pero ocurre lo mismo que el día anterior.

Va pasando la semana y las tareas que te habías apuntando para un día duran toda la semana.

Te cabreas porque piensas que tienes que ser más productivo y te da la sensación que no avanzas.

 

Se muy bien de lo que hablo, llevo tele trabajando casi 6 años y he tenido que aprender a manejar mi tiempo y sobre todo cómo evitar distracciones.

Las distracciones son el gran culpable, todo el mundo te reclama por todos sitios, apenas te pones hacer algo y no pasan 5 min cuando ya tienes la primera distracción.

WhatsApp, llamadas, los niños, Messenger y un largo etc…

Todo el mundo reclama tu atención.

A todo el mundo atiendes y dejas de atender lo tuyo.

 

¿Te suena?

Lo mismo le pasa a nuestro cliente potencial.

Nosotros estamos liados y nuestros clientes potenciales también.

El factor tiempo es oro puro.

 

Es muy importante llamar la atención del público potencial para que nos conozca, pero el reto está en que esa atención se mantenga de forma sostenida.

Tiempo, tiempo, tiempo, tiempo…

Estratégicamente tienes que ver como hacer para mantener esa atención.

Cuando más tiempo esté contigo más confianza van a tener en ti y mientras que están contigo no están viendo otras opciones.

 

Por eso mi opinión, en un mundo dónde nadie tiene tiempo hay que buscar canales de venta que podamos tener más posibilidades para mantener la atención.

Las personas deben ser productivas y buscar la forma de hacer varias cosas al mismo tiempo.

No tienen tiempo de ver vídeos y pararse más de 2 min para atenderte.

Por eso creo que el audio será el gran canal de ventas.

 

El podcast es un formato que deja que las personas puedan hacer dos cosas a la vez.

Mientras hacen algo te escuchan.

Las probabilidades de estar más tiempo con ellos aumentan.

Si supieras el porcentaje tan alto de personas que escuchan podcast y sin embargo pasa totalmente desapercibido.

 

Puedes compartir mi opinión o no sobre los podcast, pero lo que no es negociable es mantener la atención sostenida en el tiempo del cliente potencial.

Piensa estratégicamente cómo hacer esto porque te va a traer alegrías.

Busca procesos de apalancamiento.

Tu no te puedes multiplicar pero puedes hacer cosas para multiplicar tu alcance.