Seleccionar página

Hoy es uno de esos días en los que se me alegra el cuerpo y te voy a contar por qué.

He trabajado muchísimo a lo largo del día, pero ha sido super gratificante y ha merecido mucho la pena. Todo ha tenido un porqué.

Durante la mañana si he estado preocupado por que veía que tenía que hacer muchas cosas pero notaba que no avanzaba nada y he parado en seco a pensar.

Una de las cosas que me estaba pasando es que estaba trabajando sin ningún tipo de sistema, en fin un poco a lo loco.

Cuando he parado me he dicho a mi mismo, Neftalí es mejor que hagas un plan para cada cosa de las que tienes que hacer para que sean lo más productivas posible, que lo que hagas valga para muchas más cosas y que a largo plazo te genere mayor rendimiento.

He tardado bastante más tiempo en pensar cómo quería hacerlo que en hacerlo en si. La grata sorpresa ha sido que una vez que he acabado el día me he dado cuenta que vale mucho la pena pararse a pensar en que sistema vas a aplicar.

La mayoría de las personas no usan sistemas para nada y eso trae malas consecuencias. Si no estás haciendo las cosas con un plan mal vas a acabar.

Lo bonito de utilizar sistemas que puedes ir midiendo las diferentes partes que le componen e ir optimizando hasta tener un buen engranaje que funcione correctamente.

Por ejemplo, hoy unas de las cosas que me han salido genial han sido unos anuncios en facebook. Anteriormente hice algunas campañas con 3 anuncios diferentes y estaban saliendo algo caras. Bueno pues hoy para abaratar lo que he hecho ha sido crear 64 anuncios diferentes para esa misma campaña.

Gracias a este cambio e implementar un sistema me están costando 6 veces menos la campaña. Ya ves si ha merecido la pena.

¿Y tu, cómo trabajas? ¿Aplicas sistemas, o vas a lo loco?

Neftalí García