Seleccionar página

Justo antes de la pandemia mi amigo Ramón se hizo autónomo.

Él siempre ha trabajado como empleado de comercial de vehículos.

Su mujer trabaja fija en el colegio de profesora y ha decidido probar teniendo su propio negocio.

Ahora le toca aprender, sabes lo que te digo si tienes una empresa.

 

Evidentemente como amigo me llamó para hablar y que le diera mi punto de vista.

Quedamos en el Hotel Vegas Altas a tomar café.

Le hice la pregunta del millón y tardó como 30 segundos no en contestarme simplemente en hablar.

Parecía como una estatua con la mirada perdida, me miraba pero no me estaba viendo, sé que dentro de su mente estaba buscando la respuesta.

Parecía una olla exprés calentándose y hasta cogió color.

 

La pregunta es sencilla pero si no tienes una respuesta clara vas a tener que pelearte con la competencia.

Como Rambo en la selva, las 24horas en estado de alarma para pelear a muerte.

Eso es muy cansado y no avanzas.

En serio, hay muchos autónomos y emprendedores que si le haces la siguiente pregunta les pasa lo mismo que a mi amigo Ramón.

¿Cuál es tu valor diferencial?

 

Yo sé que todas las personas que reciben mis correos eso no les pasa.

Pero al resto sí.

Si una persona tarda más de 5 segundos en contestar esa pregunta está jodido.

Verás y haz la prueba con un amigo a ver qué pasa.

 

Mira, este Sábado como a las 8 de la tarde compré un portátil en la tienda online de PC Componentes y ayer Lunes a las 10 de la mañana ya lo tenía en casa.

¡En 38 horas! ya lo tenía, eso sí que es un valor diferencial.

Mucho más rápido que si voy a la tienda y me lo tienen que pedir.

Busca la forma de invertir tu tiempo en tener el mejor valor diferencial y no en pelearte con la competencia.

Nef.
PD: Ayyyyy mi Ramón todavía me acuerdo de su cara.